CONSUMERS ELECTRONIC SHOW

Estos días se está celebrando en Las Vegas el ya archiconocido Consumers Electronic Show, evento anual dónde las principales marcas (con notables excepciones) del sector tecnológico se prestan a presentar sus nuevos productos o tecnologías, o bien prototipos y acuerdos comerciales. Como el nombre indica, esto es un show, y un show en Las Vegas. Es una feria interesante, ya que hay montones de novedades, pero sin embargo estas van, principalmente, enfocadas a productos de “mass consumption”. En todo caso, como todo evento se puede analizar y sacar conclusiones. So let’s go.

Lo primero que llama la atención es la locura desatada con las nuevas televisiones de marcas como LG o Samsung, televisiones que de manera totalmente incomprensible ya doblan la calidad de las pantallas de las TVs presentadas en el anterior certamen. Sinceramente a uno se le pasan las ganas de buscar la diferencia entre UHD y 4K. Se ha instaurado una vorágine in crescendo sobre la calidad de estas pantallas que difícilmente puede interesar al consumidor average. Sería tremendamente interesante ver avances en aspectos diferentes en estos productos. Los hay, es cierto, pero la lucha en píxeles por pantalla lo enturbia. Quedémonos pues, en ese aspecto, una mayor calidad de las televisiones que viene a mostrar el interés de estas marcas por nuestro salón de casa.

Sin embargo, buceando en el torrente de nuevas presentaciones, show rooms o actos varios celebrados por la ciudad, encontramos elementos interesantes. Ayer me encantó, por ejemplo, la nueva aplicación de Hyundai Blue Link que permite, des de un terminal con Android Wear, interactuar con los coches de la marca coreana. No entrare en detalles (ya sabeis que los aspectos más técnicos no me interesan tanto)  pero es de agradecer que se realizen proyectos de este tipo en un sector aun desconocido. Hay otros avances en este aspecto, como el protagonizado por los prototipos de vehículos autónomos de BMW o Mercedes-Benz, compañías que ya entienden que el futuro pasa por apostar por la conducción automática, en la senda iniciada por Google. Interesantes también es ver como a esta tendencia se suman compañías de motos, como GoGoRo, que presentó un terminal que, sin ser autónomo, quita el hipo.

El resto de eventos y presentaciones de esta feria se pierden en una amalgama de salones y coros de periodistas que atienden a los innumerables actos de menor categoría que se celebran. Es complicado descifrar lineas maestras en este evento, ya que en el CES todo debe ser grande y excéntrico (viste el evento de Samsung con las modelos con trajes metálicos bañándose en la piscina?¿) y se tiende a los grandes eventos dónde sólo prima la cantidad. Sin embargo, rascando un poco esta capa de excentricidad se vislumbran interesantes tendencias. Algunas de ellas ya llevan tiempo instauradas en el mercado, y otras son nuevas. Vamos a ver.

1. Vemos que las televisiones dan ya, de manera prácticamente definitiva, el salto a llevar ya, en su interior y de serie, sistemas operativos, o bien nativos (como WebOS) o bien de terceros desabolladores, como Android. Si alguien aún piensa en el concepto de televisión con TDT, es hora de plantearse el hecho de que esto pronto acabará. Ejemplos como la llegada de Netflix a España pronto muestran como los canales tradicionales tienen los días contados.  

2. Se ve, de nuevo, un interés de las principales marcas automovilísticas por, de momento, situarse en el plano del coche autónomo y ser visibles. Sobre esto destaco dos factores que he visto en el CES. El primero, como ya he dicho, el interés por los coches autónomos. El segundo, la relación entre el conductor y su propio automóvil. Las  marcas detectan que el conductor tiene interés por controlar su vehículo no solo mientras lo conduce, si no des de su móvil o  reloj. Es todo muy futurista aún, pero ya se ven tecnologías que permiten incidir en este camino.

3. Hay otro aspecto interesante. El uso de nuevas tecnologías que hace unos meses eran simplemente bocetos sobre papel y que en este certamen ya han presentado, de manera espectacular en cuanto a tiempo y disponibilidad, productos ya disponibles para la compra. Os suena lo de la curva sigmoidea de crecimiento de la tecnología? No? Normal!

4. Hay, también, perdedores en esta feria. No he visto prácticamente ninguna presentación relacionada con la domótica. Hay mucha interacción usuario-coche, pero sin embargo prácticamente nada (no, los gadgets de Parrot para controlar vuestas flores no valen) de usuario-hogar. Des de la aparición de las luces de colorines de Panasonic poco se ha movido en el sector, motivado por, o bien una dificultad en en desarrollar estas tecnologías o bien en el escaso interés  delos consumidores sobre esto. Sobre esto, atentos a mi siguiente entrada, en la cual hablaré largo y tendido sobre domótica.

 

Deja un comentario