LA DOMÓTICA HA MUERTO, LARGA VIDA A LA DOMÓTICA

La mayoría de nosotros ya debe saber qué es la domotica. Si aún queda algún despistado por aprenderse el tema, bien, lo definiremos. La domotica es una rama de la tecnologia, o mas bien dicho, una aplicación concreta. Mediante la aplicación de esta conseguimos una capacidad de control a distancia sobre determinados objetos que nos hacen la vida mucho más fácil.  Por poner un ejemplo, una de las últimas adquisiciones de Google, el termostato Nest. Este simple termostato, a parte de ser bonito, y mucho, gracias a conectarse a la red wifi de nuestra casa, permite ser controlado a distancia. Y por distancia me refiero des de la oficina o el tren, por ejemplo. Que quiero subir la temperatura un par de horas antes de llegar a casa? Bien, con el teléfono ahora puedo.

A demas, el hecho de poder conectar multitud de dispositivos en red nos faculta para que estos se nutran de la informacion que esta pueda aportar. Me explico. Quizas este pequeño termostato suba automaticamente de temperatura cuando vea un aviso de la agencia nacional de meteorologia sobre un próximo frente polar. Interesante, right? Como veis, mediante aplicaciones domoticas (o internet de las cosas, como les llaman algunos) se abre una amplisima gama de acciones.

Todo esto es muy interesante, la verdad, pero es un sector prácticamente innexistente aún hoy en dia. Dejando de lado el termostato mencionado antes, pocos más productos de este tipo se han comercializado. Si, Panasonic y sus bulbos de luces, o parrot y sus controladores de plantas, son algunos de los ejemplos presentes hoy en dia en el mercado, pero son meramente testimoniales, teniendo en cuenta el potencial de este.

Lo cierto es que la domotica no funciona. En una encuesta realizada en el CES2015 se pregunto si los participantes sabían que era esto de la domotica, respondiendo afirmativmente el 35%, y si estos usaban algun tipo de producto relacionado con esta, a lo que solo el 2% contesto afirmativamente. E imaginad que estamos ante un público mayoritariamente geek! Preguntad en la calle si alguien sabe que es la domótica, y los resultados seran apabullantes. En resumen, nos encontramos ante una tecnología que,  aunque dotada de un gran potencial, no acaba de despegar. Y porque? Bien, hay varias causas:

1. Es una tecnología dispersa y muy amplia. No hablamos de un dispositivo en concreto, si no de unas determinadas características. Para el consumidor medio se hace más difícil entender el concepto, y esto hace provoca un alejamiento de este hacía productos domóticos. Dile IPhone o Samsung a qualquier persona y rápidamente te entenderá. Prueba con domótica y el resultado será diferente. Relacionar nombres y productos es fácil. Relacionar nombres con tecnologías, ya no tanto.

2. Ha sido, y aún lo es, un campo estrechamente relacionado con lo geek y friki. Los primeros prototipos de productos domóticos eran un conjunto de cables y luces con muy poco atractivo. Solo pocas personas con conocimientos informáticos podían montar uno de estos, y esta imagen aún se percibe. Se ha avanzado mucho, muchísimo, en imagen y facilidad de uso, pero en el imaginario colectivo aún predomina esta imagen.

3. Ni los consumidores estavan muy interesados en ello, ni las grandes marcas tenian interés por mostrar los avances en este campo. Primero apostaron fuerte por los teléfonos tope de gama, para después pelearse en el mercado de los wereables, y no ha sido hasta prácticamente el pasado CES que la domótica empezó a asomar la cabeza.

Y es que ha sido en el último certamen de la feria de Las Vegas en que lo que se dava por muerto ha resurgido. De la mano de pequeñas compañías dotadas de un enorme espíritu innovador han ido presentando una serie de productos que hechan mano de las conexiones a distancian para funcionar. Podemos repasar alguno de ellos para entender el grado de madurez que están consiguiendo, como es el caso de los nuevos chipsets de intel, que han llegado a niveles tan reducidos de tamaño que empiezan a ser ideales para este tipo de aplicaciones. Los primeros días no dejaban de ser presentaciones puramente anecdóticas, pero fue muy interesante ver como a medida que el tiempo pasava muchos medios online destacaban la irrupcion de estos productos en el CES. Podemos ver como los productos domóticos presentan con cada vez mas eficacia soluciones a problemas prácticos y quotidianos que antes se antojaban complicados. Ahora es momento de empezar a pensar en el Mobile World Congress. Si en este evento vemos una repetición de lo ocurrido en el CES podremos dar por sentado que estamos ante una apuesta clara del mercado por la domotica, y que lo que se daba por desaparecido, no lo estaba tanto. Queda camino por recorrer, y muchos productos por investigar y sobretodo, simplificar, pero la perspectiva para el sector es muy muy interesante.


Los nuevos procesadores Edison permiten usarse en dispositivos pequeños y maniobrables.

Deja un comentario