GOOGLE – SPACE X EXPLAINED.

 

Lo que ya llevaba un par de días dando vueltas por la red se ha finalmente oficializado. Google compra un 10% de SpaceX. Importe: 1000 millones de $.

SpaceX es una empresa fundada por quien seguramente sea el personage más visionario, revolucionario y soñador del panorama tecnológico, Elon Musk. Elon se merece, sin duda, un artículo entero (que espero poder redactar pronto) sobre su vida, sus orígenes y su frenética actividad empresarial. El, aparte de ser actualmente el CEO de SpaceX, es socio fundador PayPal y fundador de la marca de automóviles eléctrico Tesla. Una máquina de hacer dinero, y sobretodo, de invertirlo con lógica y capacidad de crear ingresos. Tiene ese punto de locura que tanto gusta a los geeks cuando afirma que el objetivo de SpaceX es colonizar Marte, y a la vez tiene la capacidad suficiente para sentar a Sergey Brin en la mesa de negociaciones y sacarle 1000 millones.

Space X. Un nombre interesante, eh? Esta empresa acumula ya varios récords en su historia, siendo el más importante de ellos el de ser la primera empresa privada en lanzar un cohete funcional al espacio, como podeis leer en esta noticia. Hasta el momento, solo capital público (ya sea la NASA, la agencia espacial europea o los rusos) habia conseguido montar la infraestructura necesaria para desarollar, diseñar y finalmemte lanzar un cohete al espacio. Elon Musk y SpaceX han revolucionado el panorama espacial, mediante lanzamientos (fracasado, eso si) de la pasada semana de un cohete de ida y vuelta, eso es, un cohete que realizara el viaje de ida y que regresara a la tierra para volver a reutilizarse. De entre todos los proyectos de SpaceX, el que más ha atraído a Google es el interés de esta por colocar una red de satélites de comunicaciones en órbita. Nos trasladamos entonces a la carrera espacial que enfrenta hoy en día a Google con otro gigante del sector, Facebook. Ambos siguen con sus planes de llevar internet a todo el planet, aunque con metodos muy muy diferentes. Mientras Facebook ha confiado en organizar theinternet.org, en Mountain View han fijado sus objetivos en The Loon Planet y en la red de satelites de Space X.

Google vende servicios, y para ello necesita internet. Sin esta, Google no es nada. Olvidémonos del hardware, de los chips y los smartphones. Google es puro software y comuniaciones. Cierto que tambien trabaja en proyectos de hardware, pero su core business son la amplísima gama de servicios (drive, hangouts + dialer, books, movies, google search, classrom etc) que ofrece. Y ahi fuera hay masas ingentes de personas a las que les falta el acceso a innumerables servicios, como el agua, el gas, la electricidad o …internet. Llevar la conexion 3G a Mumbay o Manaus conlleva un gasto en lineas telefonicas enorme (y necesita de una estabilidad política y económica que estos paises no tienen) y poco rentable. Y es ahi donde Elon Musk y su futura capacidad de colocar satélites en órbita entronca de pleno con los intereses de Google.

Planteemonos este futuro. Conexiones via satelite para ya no solo los smartphones (Android), si no para los coches (Android Auto, eh), los wereables (Android Wear, eh?!) y multitid de otros productos que requieran conexión a esta. Rápidas, universales (Roaming who?) y prácticas. Gratuitamente? No, claro. Y ahi ya planteo varias hipótesis para intentar entender como Google pretende monetarizar este paso.

1. El primero sería la entrada de Google en el sector de las comunicaciones telefónicas -un operador más- ofreciendo sus tarifas de conexiones vía satélite a aquel que las quisiera contratar. Hoy se filtra esta noticia, merece la pena leerla.

2. Hay otras maneras, como lo serían ofecer esta conexión de manera totalmente gratuita a todo el mundo, esperando generar ingresos basados en la utilización de los GServices (la amplia gama de servicios de Google). Esta viene siendo la estrategia habitual de la compañía, como queda demostrado, por ejemplo, en que Android sea un programa libre accesible a multitud de fabricantes y usuarios. Esto, aunque genera ciertamente descontrol, también es una manera rápida de llegar a usuarios de lo más variopintos y lejanos.

3. Subarrendar la red de satélites. No veo a las principales compañías telefónicas (al menos no por separado) lanzándose a una carrera similar a la de Google y Space X. Me imagino mas un hipotético caso dónde la propietaria de los satélites los “alquilará” a determinadas compañías para que estas establecieran sus propias tarifas a los usuarios.

En todo caso, este movimiento tendrá, sin duda, repercusiones. No mañana, ni pasado, pero si en un futuro próximo. De momento un efecto colateral de esto ha sido la cascada de compras de pequeñas compañías que los grandes del sector han llevado a cabo en respuesta al pacto Google-Space X. Apple comprando Minimetric, Twitter haciendo lo mismo con ZipDial y Microsoft inyectando dinero en Equivio. Este movimiento es sin embargo anecdótico comparado con la respuesta que debería dar Facebook y theinternet.org. Dos proyectos, dos métodos y muchos intereses en juego. En unos meses deberiamos saber más detalles del pacto G-X , tiempo al tiempo.

Deja un comentario